O de como un californiano, compositor avant-garde y hippie, influyó en el duro y urbano sonido de los neoyorquinos: The Velvet Underground y también en el bastante más blando sonido de Michael Nyman.

LA MONTE YOUNG, EN UNA FOTO EN EL AÑO 1998

Los que crecimos con el rock (también con el jazz y algún que otro folklore, en mi caso), cuando sobre los 70’s, descubrimos el grupo The Velvet Underground habitualmente de la mano de su principal compositor y cantante: Lou Reed, leíamos en las biografías que la mayor influencia del viola y bajista galés: John Cale, era La Monte Young. Pero ¿quién era La Monte Young? Misteriosamente, las revistas musicales no dedicadas a la clásica de la época obviaban su figura o -en el mejor de los casos- lo definían como “compositor contemporáneo”(cosa que -a los rockeros- nos hacía perder rápidamente interés en su figura).

Según la Wikipedia: La Monte Thornton Young (Berna, Idaho, 14 de octubre de 1935) es un compositor y músico estadounidense, generalmente reconocido como el primer compositor minimalista. Sus obras han sido incluidas entre las obras más importantes y radicales después de la Segunda Guerra Mundial, calificadas como avant-garde, música experimental o música drone. Tanto sus composiciones proto-Fluxus como las minimalistas, ponen en tela de juicio la naturaleza y la definición de música y, a menudo incluyen elementos típicos de las performances. Ha compuesto obras con solo una nota en 1960.

(o sea: nos dice su edad, lugar de nacimiento y poco más…).

Sin embargo fue alguien capaz de -en 1960 y sin ser detenido por ello- escribir obras como:

«Traiga una bala de paja y un cubo de agua al escenario para que el piano coma y beba. El intérprete puede entonces alimentar al piano o dejar que este coma por sí mismo. En el primer caso, la obra termina cuando se ha alimentado al piano. En el último, se termina después de que el piano come o decide no hacerlo»

OBRA PARA PIANO DEDICADA A DAVID TUDOR #1 (Octubre 1960):

(¿pregunta: estamos seguros de que los Stenway son vegetarianos?).

Una de las partituras de La Monte Young

Paralelamente, sus composiciones NO-FLUXUS o NO-CONCEPTUALES, las estrictamente “musicales”, es decir las que se interpretaban en directo en un ambiente universitario e intelectual, pero influido por la psicodelia vigente en los 60’s, tienen todas una gran belleza místico/repetitiva. No son precisamente “fáciles de escuchar”, pero gozan de una extrema profundidad, un caracter «extático» vinculado a las músicas clásicas de la India, u Oriente (de las que Young era un gran amante y conocedor).

La Monte Young + Marian Zazeela in the The Theatre Of Eternal Music in 1974

Se dice de Young que fué «precursor» de la música minimalista, esa  ola que nos invadió en los 70/80’s, intentando barnizar de intelectualidad la música para ascensores. Una “movida”, armónicamente aburrida y llena de edulcorantes artificiales, que -como era de esperar- triunfó en los circuitos de la música pop occidental, sobretodo a causa de la gran cantidad de azúcar que llevaba en su composición. No quisiera saber la opinión de Young sobre -por ejemplo- la BSO de “El contrato del dibujante”(por otra parte: una bonita película, si puedes soportar la música…)

Para los que no sepan de qué hablamos: Trailer de El Contrato del Dibujante, con música de M. Nyman, compositor minimalista de los 80…

The Velvet Underground – Black Angels Death Song

En este artículo de la Facultad de arquitectura, diseño y urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, (Proyecto IDIS) se entra en detalle en la trayectoria de La Monte Young e inclusive se proveen links a información muy valiosa, como sus “Selected Writings” escritos recopilados por él y su compañera Marian Zazeela.

LA MONTE YOUNG

Y este artículo de The Guardian cuenta mediante una entrevista, la actual situación de este genio y su auto exigencia de calidad: 

LA MONTE YOUNG DIA CHELSEA EXHIBIT